jueves, 15 de marzo de 2018

Tortosa - Xerta - Tortosa por la Vía Verd










La vía verde del Baix Ebre es una antigua linea ferroviaria reconvertida en una vía sin circulación de vehículos a motor, coincide en casi todo su recorrido con el antiguo camino de Sant Jaume de l'Ebre, ruta clásica de peregrinaje de las tierras del Ebro hacia Logroño y enlace con el camino de Santiago.
Yo he realizado una ínfima parte de esta ruta iniciando la marcha desde Tortosa hasta llegar a Xerta, o mejor dicho a unos kilómetros más lejos de esta población.
Como seguro sabréis el tipo de firme de esta Via Verda es asfalto, (que lastima que no sea tierra) el desnivel es inapreciable muy suave hasta donde yo llegue, así que es una ruta muy aconsejable para cicloturistas, familias con niños y ciclistas que no quieran complicarse la vida y disfrutar de la incuestionable belleza de su entorno.
Los túneles largos que yo he cruzado tenían el sistema de iluminado en perfectas condiciones, en los cortos no es necesario ninguna iluminación.
Aunque se de buena tinta si hacemos la ruta completa nos encontramos con algunos que no están iluminados.
También podréis hacer un alto en las antiguas estaciones reconvertidas en bares o en los pueblos que encontraréis a lo largo de la ruta. 

lunes, 26 de febrero de 2018

L'Ampolla - Camí del Sirga - Illa de Buda - Platja de l'Alfacada - L'Ampolla
















Pedalear por el Delta del Ebro aunque sea por lugares que ya has recorrido en alguna que otra ocasión es en si un nuevo descubrimiento, cada estación climática nos muestra un paisaje diferente con unos colores y matices que varían sustancialmente a lo largo del año.
En esta nueva ruta que a continuación comento he intentado no pisar demasiado asfalto, esa a sido mi principal premisa al diseñarla, aunque eso me haya obligado en una ocasión en adentrarme en un camino que en teoría esta cerrado al público.
El “leitmotiv” de esta salida era descubrir el Camí del Sirga, una antigua vía de comunicación en desuso que hoy se ha convertido en una ruta ideal para ciclo turistas y senderistas. Si bien la la he realizado en invierno, estoy seguro que en primavera o en la época que los arrozales estén más verdes el paisaje ya de por si espectacular ganará en belleza.
Desde que inicio la ruta en la bella población de L'Ampolla el frío ha sido una constante, así que he ido bien abrigado hasta finalizar el recorrido. He realizado las típicas paradas para hacer algunas fotos y poco más, pues con un bidón de liquido isotónico y un par de barritas de cereales he aguantado las 4 horas y poco de ruta.
Durante los primeros 8 kilómetros he pedaleado por el ya por mi conocido camino de la zona del Port del Fangar que he recorrido en unas cuantas ocasiones. A partir de ahí me adentrado por las pistas que llevan por los extensos arrozales hacia Deltebre.
Una vez llegado a la mencionada población he cruzado el puente nuevo del Ebro conocido popularmente por “Lo passador” (el único desnivel de la jornada) y me he situado al otro margen del rio o sea en Sant Jaume d'Enveja.
A partir de este momento predomina la vegetación de ribera, con medio camino asfaltado y la otra mitad de tierra, yo opto por pisar esta ultima todo el tiempo que me es posible.
En el kilómetro 24 aproximadamente desde que inicie la marcha en L'Ampolla, el camino del Sirga se estrecha y entre la vallas de madera que lo delimita pedaleo a un ritmo constante entre una frondosa vegetación.
Llegados al final del camino propiamente como tal, hay una pequeña zona de información con unos bancos y un rotulo que nos anuncia que hemos llegado al margen opuesto de la Isla de Buda.
Esta isla de origen aluvial (la más extensa de Catalunya) se formo a partir de los sedimentos que sigue dejando el río Ebro justo antes de su desembocadura.
Anotar que el acceso a este lugar esta limitado en aras de la conservación de este paraje de especial interés natural, en el anidan multitud especies de aves, además de destacar por ser uno de los humedales mejor conservados del Europa.
Unas fotos en la Platja de l'Alfacada y en el mirador del mismo nombre, para a continuación emprender el regreso por el mismo camino que he recorrido a la ida.
La vuelta al lugar de salida se convierte en una tarea un poco más dura, mi espalda y mi trasero ya comienzan a notar la distancia recorrida, además el viento que me había respetado hasta esos instantes cuando encaro los caminos en sentido norte se hace sentir con cierta intensidad.
En definitiva una recorrido totalmente recomendable y que creo que será la base para una ruta más extensa que tengo preparada para este verano.
Sólo me resta comentar que me ha sorprendido la cantidad de plásticos y residuos que he visto a lo largo del recorrido, considerando que es un espacio natural de especial interés y de delicada sostenibilidad, para mi es un hecho verdaderamente preocupante.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Tracks & Christmas

Enrico y Mico posando en Riudecanyes.

Al lado de Enrico parezco un pigmeo.

 
Mico un biker completo.

Pero que cara de resfriado hago.

Ascendiendo poco a poco.

Enrico y Mico siempre en cabeza.

Vistas de Dosaigües.

Un Tió en L'Argentera.

Olivio y Mico, a lo lejos el castell de Escornalbou.

José Guillermo en el Golero.

 
Canales y arroz.

El típico selfie no podía faltar.

 
Antes de comenzar la ruta.

Navidad es época de fraternidad, de buenos deseos y también si me lo permitís de agradable compañía, así que para purgar mi fama de “lobo solitario” me propuse disfrutar de un par de recorridos diferentes con los amigos Enrico y José Guillermo dos de rutas no demasiado largas ni cansadas, porque los excesos de turrón y dulces me lastran considerablemente durante estas fechas.
El primer día me traslade hasta Cambrils feudo de Enrico y Mico (compañero habitual de fechorías de Enrico) los cuales ejercieron de expertos guías en una entretenida y bonita ruta desde la citada población hasta L'Argentera y regresando posteriormente hasta la popular población de la Costa Dorada.
Mucho frío y humedad durante la mañana, pero la verdad es que acompañado las inclemencias del tiempo se llevan mejor.
Unos 37 kms. con 469 de ascensión positiva, que para estas fecha no están mal, por lo menos para mi.
La segunda jornada la disfrute en compañía de José Guillermo un venezolano que llevaba un montón de años sin montar en bicicleta. El recorrido elegido por mi esta vez, era una pequeña ruta por El Delta del Ebre que iniciamos desde la población de El Perelló.
En principio no queríamos cansarnos demasiado pues nos esperaba la familia para la comilona de Sant Esteve, tampoco yo no creía conveniente meterle en el cuerpo a un en teoría “novato” una ruta demasiado dura.
Así que teníamos pensado realizar una distancia prudente que al final no lo fue tanto pues nos metimos unos 32 Kms. con un ascenso positivo (¿se dice así?) de 214 metros, que para la teórica y homogénea planitud de este recorrido no fue una cifra despreciable.
Certifico que a José Guillermo que no se le ha olvidado el pedalear con consistencia, pues creo que llego más fresco que yo a nuestro destino final y admito que me sentí muy a satisfecho viendo como disfrutaba de la sensación de libertad que nos regala el poder montar en nuestras bicicletas.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Felices Fiestas !!!


Bon Nadal i prósper Any Nou.
Feliz Navidad y próspero Año Nuevo.
Merry Christmas and happy New Year.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Tres Cales - Corral del Pinxo - Castelló - Masboquera - Masriudoms - Tres Cales.

Voy ascendiendo poco a poco.

Tossal de Penjaburdells.

Impresionantes vistas con la Serra de Cardó al fondo.

Indicador de caminos en El Corral del Pinxo.

Desde el Forat del Vent.

Placa en El Forat del Vent.

A lo lejos Castelló.

Fuente en Masboquera.

Senderos llenos de piedras y regueros.



Desde el pasado mes de Julio no había realizado ninguna ruta documentada, como comenté en el pasado post, he estado entrenando recorridos más cortos para intentar mejorar mi explosividad, técnica en las trialeras y pasos comprometidos, algo que sinceramente no se si conseguiré.
A la par hace unos pocos meses aparque mi veterana Proflex y adquirí de segunda mano una Rockraider Six. 5 RR6 (una bici que estaba como nueva y con la que su anterior propietario sólo había recorrido unos escasos 80 kms reales) a un precio muy competitivo, bicicleta que mantiene unas características parecidas a mi antigua compañera (rueda de 26) pero que cuenta con unas suspensiones de mayor recorrido y amortiguación trasera.
Su mayor peso y anchura de neumáticos creo que es un lastre importante para mi escaso físico, aunque en zonas llanas y en bajadas de diferente dificultad creo que he ganado en seguridad y algo de rapidez, pero en las subidas largas y con mucha pendiente no lo tengo tan claro.
En mi ultima ruta documentada y esta que añado hoy son dos ejemplos claros, las he pasado canutas en las subidas y he llegado a casa muy cansado, mejor dicho agotado.
Pero después de estas consideraciones personales no os canso más y paso a comentar la ruta de hoy, por cierto totalmente recomendable por sus vistas y variedad de terreno.
Saliendo de Les Tres Cales (hoy con una temperatura fresca al inicio) nos enfrentaremos en primer lugar a una larga pista que recorre El Estret de Caderneroles y más tarde y en continuo pero muy suave ascenso nos adentraremos en el Barranc de Senén.
Son aproximadamente unos 13 kilómetros por una estrecha garganta exuberante de naturaleza.
A partir de ahí comenzaremos a ascender por la zona de Los Taixos y ahora si con unas rampas con una pendiente considerable y continuada durante unos 3 kms. que a mi hoy se me han hecho muy duros.
Pero en unos pocos minutos obtendremos una merecida recompensa y llegamos a la zona del Corral del Pinxo, un paraje solitario, espectacular, a la vez agreste, prácticamente el punto con mas altitud de la jornada de hoy, aproximadamente a unos 593 metros a nivel del mar.
A partir de este punto y durante unos 20 minutos el camino se suaviza en un inapreciable sube y baja, el recorrido está jalonado de piedras de todos los tamaños lo que hará que no perdamos atención si no queremos acabar besando la tierra.
Así como el que no quiere llegamos al paraje de Los Graus de Castelló, concretamente a la Creu de Castelló o Forat del Vent, desde ese punto podremos ver Castelló, nuestro siguiente punto de interés.
Bajamos por una pista que más bien parece una trialera, pues debido a las recientes lluvias la misma se ha deteriorado bastante, también la humedad reinante (el sol apenas roza este tramo) hace que me lo tome con mucha cautela.
Llegado a Castelló esta vez ni paro para hacer la típica foto, así que me lanzaré no sin cierta precaución por una carretera asfaltada hasta llegar a la C-44, la cruzare y tomare un sendero trialero que comienza en Vandellós y que me hará esforzarme y hasta poner tierra por mera precaución, en un de sus tramos jalonado con grandes rocas y agujeros.
El mencionado sendero marcha pegado a la carretera en algunos tramos y pasa por las poblaciones de Masboquera (donde una agradecida fuente me regala una recarga de bidón) y Masriudoms, desde esta última población opto por retomar la C-44 a la altura de L'Hopitalet del Infant y tomar la pista que bordeando la A-7 me llevará ya con unos 29 grados de temperatura en el ambiente por el Coll de Balaguer y sus toboganes que a estas alturas casi me sobran. Desde ahí pasando por un “mix”de asfalto y tierra por las urbanizaciones de la Almadrava y Calafat llego a Les Tres Cales bastante cansado, donde me espera una fría cerveza sin alcohol para recuperar fuerzas y hidratarme después de 5'10 horas de pedaleo sobre mi bici.

miércoles, 26 de julio de 2017

Yo y el virus Strava


Hace unos meses mi tranquilidad bicicletera se vio truncada por el descubrimiento, bueno más bien el  redescubrimiento (porque ya la conocía superficialmente) de la aplicación Strava.
Confieso que en un primer momento me la instale para conocer nuevas rutas, dado que así y de forma mas rápida podía seguir las que otros "bikers" de mi zona realizaban casi a diario.
Hasta aquí perfecto, pero teniéndola instalada era inevitable descubrir una función que no conocía, los que la utilizáis con asiduidad ya debéis saber que me refiero, los populares segmentos.
A partir de este descubrimiento los parámetros que tenia establecidos en mis salidas - entreno se transformaron. 
Aclaro que el noventa por ciento de mis rutas las acometo a solas y siempre he pensado que es difícil que mi nivel físico y técnico progrese de manera significativa debido a que  no me acompaña habitualmente nadie que me obligue a mantener un ritmo más elevado al mio habitual, o que me muestre diferentes opciones para subir y bajar por lugares en los que desmonto por precaución cuando pedaleo a solas.
Así y sin darme cuenta utilizando la aplicación iba dándome cuenta de mis enormes limitaciones, casi siempre apareciendo al final de la listas en los diferentes segmentos que recorro, sobre todo al principio de haber instalado esta aplicación.
A fuerza de repetir y perseverar a las pocas semanas ya iba mejorando mis resultados y en mis salidas los PR se iban acumulando despacio, pero sin pausa.
De repente mi nula explosividad que era mi constante cuando montaba en la bici, iba evolucionando en lenta pero en constante metamorfosis positiva dándome alguna puntual alegría, ya era capaz en algunos segmentos aislados de obtener un tiempo respetable y no estar a la cola del mismo.
A la vez me daba cuenta que soy capaz de aguantar el sobre esfuerzo que se requiere cuando llevas unos 30 kilómetros recorridos para obtener un tiempo respetable en determinado tramo, estaba sin darme cuenta variando la intensidad de mi entreno, algo muy interesante.
Y esta es para mi al margen de piques sanos entre ciclistas el gran logro de Strava, tener en nuestras salidas una herramienta eficaz e inmediata para monitorizar tus progresos en tramos que se te resisten o en los que eres una hacha, en definitiva mejorar sin apenas darte cuenta como biker.
Así que de momento y muy a mi pesar no me pienso vacunar, dejaré que el virus Strava recorra mis venas hasta que mi cuerpo serrano aguante.

domingo, 23 de julio de 2017

Les Tres Cales - Genessies - Vandellós - Les Tres Cales.

Vistas pasado el Mas de Senén.

Reunión en medio del camino.

Miloca al Barranc Fondo.

Al fondo la Moleta de Genessies.

Roca Foradada de Vandellós.

Cruce de caminos.

Antenas de Genessies.


Por diferentes causas hace bastante tiempo que no documento ninguna salida de las que habitualmente suelo realizar, no es que haya dejado de salir en bici ya que de hecho estoy saliendo con bastante asiduidad.
Lo que ocurre es que estoy intentando mejorar algunos aspectos de mis condiciones como biker entrenando con más intensidad, subidas, sprints, trialeras, etc.
Así que me he dedicado sobre todo a repetir salidas o tramos que ya están publicados en este blog en aras de esa labor.
Pero hoy he vuelto a las andadas con este recorrido, que la verdad me ha pillado un poco dormido pues se me ha atravesado bastante la subida desde Vandellós a las antenas de Genessies. 
Tengo que advertiros que en esta ruta aunque hay bastantes tramos de pura tierra y piedras, también encontrareis bastantes tramos de pista asfaltada y un pequeño tramo de senda con trialera incluida, que he señalado en el mapa adjunto del recorrido.
Algunos de los puntos más reseñables para mi son la larga subida desde el Mas del Guerxo hasta las antenas antes mencionadas.
Mas tarde un sendero previsto al planificar el recorrido en el ordenador, ha sido mucho mas reducido de lo esperado porque bajando a Vandellós he tenido que variar la ruta inicial (he editado el track corrigiendo esta y algunas otras equivocaciones que he cometido, dado que recientemente me quede sin soporte para el GPS y lo llevo en el bolsillo trasero) pues me he encontrado el camino que debía tomar cerrado con una cadena y una gran señal de prohibición del paso, no me la he querido jugar y tener algún problema dado mi desconocimiento de la zona.
Importante reseñar la agradecida fuente que he encontrado en una de las calles de Vandellós, pues en este recorrido que yo sepa no encontrareis ninguna más a lo largo de la ruta.
A la vuelta he tomado otra pista asfaltada que en moderada pero continua subida me ha llevado de vuelta a las antenas realizando, regresando a Les Tres Cales por el mismo recorrido que hice en sentido contrario pero ahora en bajada.
Más tarde aproximadamente en el Estret de Cadernoles se ha desatado una fuerte tormenta de lluvia que me ha “acompañado” hasta la puerta de casa.
En definitiva recorrido de innegable belleza y a pesar de las pocas sendas que encontrareis me atrevo sin reservas a recomendarlo.
Hoy no he andado nada fino cansándome más de lo previsto, he parado en muchas ocasiones para hacer fotos y consultar el GPS y poder desandar las antes comentadas equivocaciones, pero como siempre digo o te quedas en casa o pillas la bici de montaña, yo sin dudar he optado por la segunda opción !!