martes, 23 de julio de 2019

Les Tres Cales - El Perelló - L'Ampolla - Port d'Illa de Mar - Les Tres Cales. Edition 2019.

Pistas actualmente asfaltadas, antaño de tierra.

Port d'Ila de Mar o del Fangar.

Port d'Ila de Mar o del Fangar.

Vista desde el mirador del Golero.

Desde el mirador del Golero.

La fuente de cristalinas aguas en el Perelló

Desde el mirador del Golero.


Nueva ruta la que os propongo en esta ocasión, la misma consta de un recorrido en un principio muy asequible pues no encontrareis ninguna zona técnica. 
Ya documenté el año pasado una muy similar, pero con apreciables variaciones. 
http://llanerosolitariomtb.blogspot.com/2018/05/les-tres-cales-el-perello-lampolla-port.html
Esta a diferencia de la otra es totalmente ciclable, al no transcurrir el regreso hasta la urbanización de Les Tres Cales recorriendo el sendero GR-92 que marcha pegado al mar, donde inevitablemente había que realizar algo de bici-trekking.
Claro que por un lado no disfrutaremos de los rincones y vistas espectaculares que disfrutamos con la otra, aunque eso si, no desmontaremos ni un solo momento de la bicicleta.
Así que vamos a comentarla, el inicio de esta ruta nos conduce desde Les Tres Cales hasta la población de El Perelló, por un mix de cemento y tierra.
Llegados a esta bonita población seguiremos alternando tal vez en menor medida la tierra y el asfalto con predominancia de este último.
Nuestro siguiente hito será la no menos bella población de L'Ampolla, nombrada popularmente con el sobrenombre de “La puerta del Delta”, desde donde tomaremos ya por fin algunas de las pistas que recorren esta bello entorno formado por los sedimentos que durante siglos ha ido depositando pacientemente el río Ebro.
Cuando llego al Port d'Illa de Mar o Port del Fangar, daré media vuelta y regresaré no sin antes tomar unas cuantas fotos en este rincón y también desde en uno de los miradores para aves que hay en la zona del Golero.
Precisamente en este pintoresco enclave hay un bar y servicio de alquiler de bicicletas donde aprovecho para volver a llenar mi bidón con una bebida isotónica.
El regreso hasta ese momento muy llevadero, se vuelve un poco más duro debido al fuerte calor reinante pues ya son las once de la mañana.
Desde L'Ampolla tomo una pista totalmente asfaltada que me devolverá al Perelló, donde una agradecida fuente que podréis encontrar en la entrada norte del pueblo me regala su cristalina y fresca agua.
Desde aquí realizo casi con exactitud la misma ruta que a la ida para regresar sin más que resaltar a Les Tres Cales,
En definitiva casi 63 km y unos 530 metros de ascensión positiva, en una ruta apta para un nivel ciclista medio, dado que si bien es verdad (como ya he comentado al inicio de este artículo) que no encontrareis ninguna zona técnica, la distancia a recorrer es ya considerable.
Hasta la próxima compañeros !!!

domingo, 30 de junio de 2019

Hola verano !!!

Saludos a todos los que os dejáis caer en alguna ocasión por este humilde blog. Llevo algún tiempo sin subir alguna ruta "interesante" por el simple motivo que no me he prodigado demasiado con la bici durante esta primavera y lo poco que llevamos ya de este verano.
Podría alegar diferentes razones, aunque la más importante es que no he tenido un tono físico optimo debido a unas molestias gastro-intestinales que arrastro hace ya 2 meses largos.
Eso no quiere decir que haya tenido completamente aparcada mi bicicleta, he pedaleado aunque no tanto como el año pasado durante estas fechas, mi perfil de Strava me lo recuerda constantemente.
Mi salidas se han adaptado a ese tono físico no demasiado contundente, bueno para ser franco contundente no define demasiado bien ningún estado físico mio, más bien la palabra sería contenido.

En el Port del Fangar.

El  amigo Jordi en una masía en el Perelló.

Camino a Frides.

Pero no me quejo siempre hay alguien que está peor que tu, que se ha lesionados seriamente o que padece alguna dolencia importante.
También este año es el año de cierta transformación en mis recorridos o rutas. Después de alguna que otra fuerte caída en estos dos últimos años, he vuelto a tomármelo como cuando me inicie hace 4 años, o sea bajo por donde puedo y donde no lo veo pie a tierra. No puedo lesionarme pues soy un autónomo y eso me condiciona bastante sobre todo mentalmente.
También es cierto que busco más recorridos "trail"que aquellos que requieren mucha más técnica, eso no quiere decir que donde lo veo claro me lance con cierta confianza.

Con mi vecino Fernando en el Port del Fangar.

De hecho y para mi justito nivel, tengo algún buen registro en algún tramo técnico de mi zona en los populares segmentos de Strava, sobre todo en los que hay curvas medianamente rápidas y enlazadas, no así en las subidas, pues además de que se da la circunstancia que no soy un escalador demasiado solvente, mi compañera de rutas casi pesa 16 kilos y eso amigos condiciona bastante.
También he comenzado a compartir algunas de mis salidas con otros compañeros de "fechorías" y la verdad que aunque no soy amante de los grandes grupos, esta circunstancia se agradece.
En definitiva sigo al pie del cañón y espero hacerlo durante más tiempo y disfrutar de este bonito deporte que tanto nos gusta, aunque sea a mi manera, así que sólo quedar decir, hola verano !!!!

jueves, 16 de mayo de 2019

L'Ametlla de Mar (Urb. Tres Cales) - Vallplana - Colladetes - Bassa de l'Espinal - Barranc de l'Eixorba - Tres Cales.









Nueva ruta que aunque a priori parece muy similar a otra que efectué hace un tiempo atrás (enlace más abajo) no es exactamente igual, principalmente porque no sigue el mismo recorrido en su totalidad.  (https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/tres-cales-vallplana-senda-barranc-de-laiguardenter-senda-president-tres-cales-13312302)
Dado que han arreglado un par de caminos por donde hemos circulado, su trazado ha variando sustancialmente haciéndolo mas rápido.
En esta ocasión la he realizado con la buena compañía del amigo Jordi con el cual formamos un compenetrado y veterano ya tandem de bikers de montaña.
Pero vamos a la ruta en si, desde la urbanización de Les Tres Cales al Coto Ponç hay que tomar el ya inevitable y tan trillado tramite de la pista que asciende hasta la primitiva N-340.
A continuación recorreremos la pista de Torrent de Pí hasta llegar a la carretera de Gavada, donde estaremos atentos y nos desviaremos por otra pista asfaltada que nos llevará a el inicio de otra camino pero esta ya de tierra que nos dejará en el Más d'en Llorell.
Llegaremos en unos minutos a la encrucijada de caminos donde podríamos tomar el sendero de Frauques o también optar por ir a Frides por pista.
Pero no vamos a elegir ninguna de las dos opciones antes comentada, seguiremos rectos y nos dirigiremos hacia el Barranc de Vallplana. Antes realizaremos una corta pero intensa ascensión que nos pondrá a prueba y nos calentará para posteriormente lanzarnos ya en bajada por el barranco antes comentado.
A la altura de La Granada tomaremos otro camino bastante rápido que nos llevará hasta el desvió del Barranc de l'Aiguardent un bonito sendero que recorreremos en una casi inapreciable subida.
El siguiente hito será una pista en bajada que ha variado de orografía y hasta de recorrido, me refiero a la nos lleva pegados al Barranc del Bon Mosso y que por estos lares la llaman Camí del Cavero,
Sin descanso seguiremos descendiendo por otro divertido y  rápido camino que finaliza en la Bassa de l'Espinal, todo un placer.
Ya solo nos queda dirigirnos por una pista primero de tierra y más tarde asfaltada hasta el Barranc de l'Eixorba donde enlazaremos hasta una pista asfaltada que recorreremos hasta llegar de nuevo a la primitiva y sin apenas tráfico N-340.
A partir de ahí poco más que comentar un poco de carretera y descenderemos desde el Coto Ponç hasta Les Tres Cales dando por finalizada la excursión.
En definitiva una ruta sin tramos técnicos, asequible para casi todos los niveles y que recorre algunos espectaculares rincones que valdrá la pena conocer si no los habéis disfrutado en alguna ocasión.
Hasta la próxima compañeros !!!

lunes, 31 de diciembre de 2018

Resumen de mi año deportivo en Strava !!




Como cada año desde 2016 por fechas navideñas emulando al turrón El Almendro, llega de la mano de Strava el esperado resumen en vídeo de nuestras actividades deportivas que nos regala esta popular aplicación. 
Ya dije el año pasado que mis números personales en la BTT no son para tirar cohetes, pero si nos ceñimos a lo que se refiere a mi propia superación personal durante este  2018 que nos deja, a sido un año de records para mi.
He superado mi  distancia recorrida anual con creces y eso que estos dos últimos meses del año no he podido prodigarme demasiado por diferentes causas que no vienen al caso.
En este 2018 que hoy dejamos atrás he ascendido más que nunca y he batido mi marca personal de kilómetros recorridos en una sola ruta hasta llegar a los 119 kms. en dos ocasiones.
En algunos segmentos (que peligro esto de los segmentos) en los que hace un par de años conseguía tiempos muy discretos me he superado y he bajado los tiempos considerablemente, sobre todo en rutas con ascensos, aspecto donde más flojeo. 
Si bien al principio me fije mucho en hacer comparaciones de mis prestaciones con otros bikers de mi zona, después de algún tiempo utilizando esta utilidad tan adictiva e interesante, la estoy empleando principalmente para monitorizar mi estado de forma y progresos (o no) en determinados tramos.
Así que me pongo las pilas de nuevo (tranquilos que no me compro una e-bike) desde ya, esperando que este 2019 lo comience con las mismas ganas que el 2018, asumiendo nuevos retos personales y sobre todo disfrutar de la bicicleta por lo menos con la misma intensidad que hasta el momento estoy haciendo.
Feliz año amigos y sobre todo mucha salud y pedales !!

jueves, 20 de diciembre de 2018

Feliz Navidad !!



Bon Nadal i prósper Any Nou. 
Feliz Navidad y próspero Año Nuevo. 
Merry Christmas and happy New Year.

lunes, 17 de diciembre de 2018

Delta Tour 2018

Pep

Las chicas !!

Jordi

El vídeo

En esta ocasión os presento una nueva incursión por el Delta del Ebro con la siempre agradable compañía del amigo Jordi, en una ruta que recorre algunos de los lugares más representativos de este paraíso natural.  
El perfil del track es totalmente plano, exceptuando "Lo Passador" el puente que cruza el Ebro a la altura de Deltebre o Sant Jaume d'Enveja depende en la orilla que os encontréis. 
Si montáis sobre una bici con ruedas de 26 pulgadas como la mía, no vais a parar de darle a los pedales para conseguir un ritmo minimamente aceptable y parece que no, pero son unos cuantos kilómetros. 
Pero vamos a la descripción de la ruta, hemos iniciado nuestra marcha en la  población de L'Ampolla para posteriormente visitar Deltebre, Sant Jaume d'Enveja y Poblenou del Delta. 
También hemos podido disfrutar de parajes tan atractivos y bucólicos (en estas fechas) como La Bahia del Fangar, El Camí del Sirga, la Platja de l'Alfacada, la Illa de Buda, la Laguna de la Tancada y La Illa de Gràcia.  
Durante la jornada hemos podido deleitarnos con el bonito espectáculo que nos han brindado las numerosas aves que pasan el invierno en la zona. 
Importante, en invierno deberéis prever el tema de vuestra hidratación pues no todos los restaurantes y lugares donde poder repostar están abiertos al publico, por ejemplo en la urbanización de Los Eucaliptus no hemos podido ver ni un bar o restaurante abierto, ya ni se nos ha pasado por la cabeza la idea de buscar un super, aunque antes tanto en Deltebre como el Sant Jaume son puntos donde podréis hacerlo con comodidad.
Llegados a la Platja del Serrallo nos hemos visto obligados a cambiar el recorrido inicialmente previsto pues los caminos que marchan pegados al linde del mar estaban impracticables seguramente debido a los últimos temporales que han azotado nuestras costas.  
De hecho nos hemos encontrado a un par de compañeros cicloturistas que se han encontrado con el mismo problema que nosotros y buscaban una nueva alternativa posible, para evitar esta parte del recorrido.
Un poco más tarde en Poblenou del Delta hemos realizado una breve parada para comer un plato de sabrosos calamares a la romana y repostar líquidos, pues ya íbamos secos desde hacia un buen rato.
Hasta ese momento habíamos aguantado con unas barritas y nuestros bidones exclusivamente.
Para finalizar comentaros que el track resultante está editado evitando la incidencia comentada, por lo que a pesar de que hemos recorrido unos 95 km no aparecerán reflejados.  
Saludos compañeros !!!

viernes, 19 de octubre de 2018

Rockrider SIX 5 RR6 VS Ghost carbono 27'5

Rockrider 

Ghost

Un servidor y Jordi en el balneario de La Fontcalda.


Los que tenéis a bien dejaros caer en alguna ocasión por este blog ya sabéis que en el no encontrareis grandes proezas ciclistas, ni tampoco un dispendio tecnológico en mis compañeras de aventuras.
Hoy y a modo de prueba desenfadada y no demasiado concluyente voy a intentar realizar una ligera prueba comparativa que enfrentará a mi actual bicicleta una Rockraider con doble suspensión con ruedas de 26 pulgadas, contra una Ghost con cuadro de carbono con ruedas de 27'5 pulgadas, las dos fabricadas durante el año 2015.
Aclaro que lo de no muy concluyente es debido a varias circunstancias, la primera es que la ruta donde he podido probar la Ghost no es la más apropiada para este tipo de bicicleta y la otra es que la talla de esta bonita doble no es la habitual “M” que yo utilizo, si no una talla “S” en la que me he encontrado un poco encogido.
La semana pasada y con la muy agradable compañía de mi amigo Jordi (propietario de la Ghost y que me la cedió amablemente para la ocasión) un biker con mucha más experiencia y consistencia que las mías, nos aventuramos a realizar la ruta que recorre diferentes tramos de la Vía Verde, la del Baix Ebre, la Terra Alta y la Val de Zafán conformando un recorrido de unos 120 km aproximadamente.
La misma nos llevó desde Tortosa hasta Cretas ya en la provincia de Teruel para regresar exactamente por el mismo recorrido, finalizando la jornada en nuestro punto inicial de partida, o sea en la capital de la comarca del Baix Ebre.
Este trayecto con una ascensión aproximada de unos 1.000 metros positivos se realiza de manera muy llevadera y progresiva pues el firme casi en su totalidad es asfalto, en origen como seguro ya sabréis era una vía ferroviaria que se acondiciono hace ya muchos años para poder circular por ella con todo tipo de bicicletas, a caballo y desde luego personas a pie.
Para poder situarme ya en la propia comparativa voy a poner en la palestra algunas características de las dos eventuales contendientes.

ROCKRIDER SIX 5 RR6
Diámetro ruedas: 26 pulgadas.
Peso: aproximado 15'8 kilos en orden de marcha
Suspensiones Sountour de 120 mm de recorrido sin bloqueo la trasera.
Trasmisiones: Tres platos delanteros Sountour y 27 velocidades. Desviador trasero Sram X5
Frenos Tektro Auriga Pro de 160 mm.
Precio aproximado de adquisición (nueva) 700 euros.

GHOST 27'5 carbono Edición Limitada Pre serie 2015
Diámetro ruedas: 27'5 pulgadas.
Peso aproximado. 12 kgs.
Suspensiones Fox 32 Factory con bloqueo de 120 mm de recorrido.
Trasmisiones Shimano XT: Mono plato delantero y trasmisión trasera de 11 velocidades. (?)
Frenos: Shimano XT
Precio aproximado de adquisición: 4.000 euros.

Bien después de estos breves datos os voy explicar mis particulares sensaciones encima de la Ghost, de entrada se nota ligera y ágil desde los primeros instantes que pedaleas, curiosamente no he buscado en ningún momento el pulsador del lado izquierdo o sea el que desvía los diferentes platos que si que utilizo en mi Rockraider pues en la bicicleta alemana sencillamente no existen.
En el tramo de la Fontcalda, la única subida importante (12%) de la ruta, he ascendido despacio apurando el desarrollo pero sin dificultad aparente.
Sobre sus frenos os puedo decir que frenan mucho más que los de mi bicicleta (que no desaceleran mal del todo) son contundentes y es cierto que he tenido que afinar bastante para no bloquear sobre todo el tren trasero, mas que nada supongo que por falta de costumbre.
Encima de la Ghost te sientes muy cómodo y eso que no era mi talla ideal como he comentado anteriormente, la bici es ágil y rígida a la vez.
En los pocos kilómetros que circule por tierra (llegando a Cretas) se comía los baches con mucha progresividad en ambos trenes, aunque en este tipo de pista la Rockraider también se defiende bien. 
En cuanto a los resultados prácticos de tiempo y velocidad no se puede extraer una opinión concluyente, pues aunque realizamos exactamente en mismo recorrido que en la ocasión que yo lo realice a solas con mi Rockraider, en la ida hablamos mucho y además nos encontramos con muchas personas en bici en sentido contrario.
En la bajada algunos problemas visuales de Jordi al entrar en los oscuros túneles y algo también de tráfico a partir de la Fontcalda también nos hicieron aminorar la marcha en varias ocasiones.
Si que puedo deciros que en la primera ocasión que la realicé en solitario, faltando unos 20 km para finalizar la ruta (era Agosto y con 36 grados de temperatura) iba fundido y tenía que parar para tomar aire cada 2 o 3 kilómetros perdiendo mucho tiempo, cosa que no me ocurrió durante esta segunda ocasión.
Os dejo aquí unos datos orientativos de los dos intentos, que pueden variar en función del estado físico, anímico o de cualquier otro tipo.

RUTA CON LA ROCKRAIDER:
Tiempo total : 7:46:45 h
Tiempo en movimiento: 6:48:27 h
Tiempo parado : 0:58:18 h
Velocidad media total: 15.29 Km/h
Velocidad media en movimiento: 17.47 Km/h
Velocidad máxima sostenida: 39.57 Km/h

RUTA CON LA GHOST:
Tiempo total : 7:56:26 h
Tiempo en movimiento: 6:32:02 h
Tiempo parado : 1:24:24 h
Velocidad media total: 14.92 Km/h
Velocidad media en movimiento: 18.13 Km/h
Velocidad máxima sostenida: 38.01 Km/h

Como veréis los datos son muy parecidos, extrayendo la conclusión de que con la Ghost se gana algo de velocidad en movimiento, aunque como he comentado anteriormente nos lo tomamos en plan tranquilo y sin ganas de reventar ningún cronómetro.
Pedalear en una bici actual y con componentes de calidad más que demostrada siempre es un placer, sobre todo para mi que no lo hago habitualmente.
Visualmente la Ghost es una máquina bonita y agresiva que te incita a pedalear con más ganas de lo habitual, algo también tendrá que ver con la geometría de su liviano cuadro de carbono y de sus ruedas de 27'5. pulgadas
El mono plato que era la primera vez que lo utilizaba otorga una comodidad extra, tal vez en algún otro recorrido más técnico o con más subidas encontraría a faltar el plato pequeño de la Rockraider.
Además yo no utilizo pedales automáticos (soy muy vintage para algunas cuestiones) y según Jordi con ellos se gana en efectividad de pedaleo, por eso en la foto podréis apreciar que montamos para esta ocasión mis habituales calas.
En definitiva la conclusión que extraigo de esta sencilla comparativa, es que para ciertos tipos de ruta, la bicicleta que se emplee no es una cuestión tan importante. Sin dudar se pueden afrontar recorridos asequibles con una BTT de contenido coste.
Aunque si económicamente yo pudiera, por el simple hecho de llevar una bici con componentes de calidad superior y tecnológicamente a la ultima como es esta Ghost, sin dudar la adquiriría.
A nadie le amarga un dulce y observar con detenimiento su bella estampa además de los excelentes componentes que monta esta bicicleta, ya es de por si toda una agradable experiencia.

domingo, 30 de septiembre de 2018

De Les Tres Cales a las antenas de Genessies.












La ruta que os documento hoy es una clásica de mi zona, aunque no por ello exenta de atractivo, pedalear por los Barrancos del Senén y l'Abellar, entre sus paredes de roca y exuberante vegetación es toda una gozada para los sentidos. 
Durante el primer tramo de esta ruta una vez ya metidos en faena recorreremos sucesivamente los barrancos de Senén, L'Abellar, Taixos y Vilaplana. Siempre con una leve subida que se hace muy llevadera, la única dificultad reseñable serán las innumerables ocasiones en que cruzaremos por la pista los cauces de los nombrados barrancos y que están jalonados de innumerables piedras.
Pasado el "Mas de l'Antonia" donde he sido  acompañado durante unos metros por sus "fieros" perros la cosa se ha comenzado a complicar, pues después de desviarme a mi izquierda he iniciado la la ascensión casi continua que me ha llevado hasta a las antenas abandonadas de Genessies que se encuentran a unos 548 metros del nivel del mar.
Después de las típicas fotos de rigor, he recorrido un breve tramo hasta donde se supone se encuentra el poblado ibérico de Genessies, pero si os soy franco a excepción de una especie de casa-aljibe (foto en la que está apoyada mi bici y que evidentemente no es una construcción de esa época) no he podido localizar tal lugar, así que lo he dejado para otra ocasión.
El camino de vuelta ha sido el mismo pero ahora en vertiginosa bajada, sobre todo inmediatamente después de las mencionadas antenas y hasta llegar al Barranc de los Taixos.
En total han resultado unas tres horas en movimiento sin apretar excesivamente (yo en las subidas lo paso fatal) pues he parado para tomar una barrita energética y hacer muchas fotos, las cuales no subo aquí en su totalidad porque sería un poco excesivo y hasta cansino.
Resumiendo bonita ruta que si no habéis realizado os la recomiendo sin reservas siempre que os encontréis en L'Ametlla de Mar como es mi caso.
Hasta la próxima amigos !!!

lunes, 20 de agosto de 2018

Tortosa - Cretas - Tortosa, por la Vía Verde.
























La vía verde del Baix Ebre es una antigua linea ferroviaria reconvertida en una vía sin circulación de vehículos a motor, coincide en casi todo su recorrido con el antiguo camino de Sant Jaume de l'Ebre, ruta clásica de peregrinaje de las tierras del Ebro hacia Logroño y enlace con el camino de Santiago.
Ciñéndonos a la nomenclatura de los diferentes tramos o sectores que recorreremos en esta ruta  la podremos dividir en tres partes,  la Via Verda del Baix Ebre, la de La Terra Alta que realizaremos completa y parte de la del Val de Zafán, las tres unen las poblaciones de Tortosa y Cretas ya en la provincia de Teruel.
Como seguro sabréis el tipo de firme de esta Via Verda es asfalto, (que lastima que no sea tierra) el desnivel es inapreciable muy suave, pero a medida que pasan las horas seremos conscientes que vamos adquiriendo altura de una forma lenta pero inexorable.
La señalización es muy correcta en casi todo el recorrido, exceptuando entre las poblaciones de Aldover y Xerta, donde en mi humilde opinión en un breve tramo a la ida como durante al regreso a Tortosa me ha costado circular por el camino prefijado y he tenido que circular por la transitada carretera durante unos metros.
Advertiros que no tendréis cobertura en vuestros teléfonos móviles en bastantes tramos de la vía, aunque en algunos lugares existen puntos SOS y zonas de cobertura especiales. 
Es una ruta muy aconsejable para ciclo-turistas, familias con niños o ciclistas más experimentados que no quieran complicarse la vida y disfrutar de la incuestionable belleza de su entorno.
En los numerosos túneles largos que nos encontraremos, algunos tienen el sistema de iluminado en perfectas condiciones, otros han sido victimas del temido vandalismo y se debe montar una luz auxiliar en la bici, en los cortos no es necesario ninguna iluminación.
Recorriendo bellos y espectaculares paisajes muy cerca del río Ebro y de el río Canaletes (por cierto he realizado un breve parada en el balneario de La Fontcalda) disfrutaremos cruzando espectaculares viaductos, todo un prodigio de la construcción ferroviaria de lejanas épocas. 
Se puede hacer un alto en las antiguas estaciones reconvertidas en bares (Aldover, Xerta, Benifallet, Bot, etc.) o en los pueblos que encontraréis a lo largo de la ruta.
Yo lo hice en el vagón de tren adaptado como restaurante (Lo Sarmentero) que podréis encontrar a pie del recorrido en la localidad de Bot, por cierto con un buen y muy amable servicio pero algo caro bajo mi punto de vista.
A lo largo del camino también encontraréis unas pequeñas áreas de picnic por si preferís llevar algún tipo de alimento o bebida desde vuestra casa.
Cretas localidad turolense que merece una visita más extensa, es un bonito y animado pueblo con ese peculiar encanto de tiempos pasados, lleno de preciosos rincones y que ha sido mi punto de regreso hasta el inicio de mi excursión en Tortosa.
En definitiva una ruta en teoría fácil, pero dado su elevado distancia clasificaré como moderada, indudablemente es necesario tener una mínima forma física para afrontarla con éxito, sobre todo en épocas estivales como ha sido mi caso.