lunes, 28 de mayo de 2018

Les Tres Cales - El Perelló - L'Ampolla - Port I'lla de Mar - Les Tres Cales.


Coll de Les Forques a El Perelló.

A las afueras de L'Ampolla.

Laguna en el Delta.

Ya se puede adivinar creciendo el arroz.

El Port de l'Illa

Más lagunas.

Pistas planas y anchas recorren el Delta.

Punta de l'Aguila, entre el Perelló y L'Ametlla de Mar.



Siempre les digo a mis compañeros ciclistas que el salir solo otorga una serie de ventajas y también algunas desventajas.
Si bien es cierto que no debes programar o pactar la ruta prevista con nadie, eso no quiere decir que no hayan dudas y cambios de última hora.
De hecho el día anterior a está matinal de BTT el recorrido previsto era sustancialmente diferente, pero todos tenemos nuestros conflictos interiores pues el mismo sábado ante las previsiones del tiempo y porque no decirlo, las pocas ganas de complicarme con un neumático trasero muy gastado, hicieron que a ultima hora ese misma día dibujara un nuevo "track" que me llevaría por otras latitudes.
Si que me venía en gana recorrer algún nuevo camino inédito, aprovechar otras partes ya conocidas y hacer con todo ello un revoltijo ciclista. Mi principal premisa era pasar de los 60 km pero no hacer mucha ascensión positiva, ni complicarme la vida en zonas técnicas.
Con un cielo amenazando lluvia, también decidí tener a mano una eventual vuelta atrás para llegar a casa lo antes posible y no mojarme demasiado.
Con todas estas consideraciones me confeccione una ruta bastante equilibrada y recomendable para aquellos que visitéis mi zona y os interese realizar este recorrido.
Ya de buena mañana y en mi urbanización tuve 2 sustos con perros que no iban atados, un doberman primero, y con un pastor alemán y otro que no se de que raza era.
Parece ser que a sus propietarios trabajo les cuesta llevarlos atados por lugares que en teoría resulta fácil encontrarse a otras personas, os confieso que soy el afortunado dueño de una mastín y siempre que salgo con ella la llevo atada pues no me gusta crear situaciones desagradables, no a todos les gustan los perros.
El recorrido previsto recorría las poblaciones de L'Ametlla, El Perelló y L'Ampolla de Mar y sus aledaños. Si bien a la ida fui pedaleado por la montaña y a cierta distancia del mar, la vuelta fue íntegramente por pistas y senderos que están pegados al bello Mediterráneo.
Hasta El Perelló un "mix" de pistas de tierra y asfaltadas me llevó hasta esta población que bien pronto y de buena mañana respiraba una tranquilidad total. Unas fotos en el Coll de Les Forques y me lanzo por una pista muy rápida que nunca había recorrido.
Llegado a la turística población de L'Ampolla se respiraba también cierta calma, el siguiente hito de mi camino iba a llevarme hasta el pequeño puerto pesquero de La I'lla en la bahía del Fangar. Todas las personas y coches que no me había encontrado hasta el momento, me los he cruce en este trayecto hasta el mencionado lugar.
Después de hacer algunas fotos y hablar con un chico que buscaba sin éxito el mirador de Les Olles, inicié el viaje de retorno.
A partir de ese momento recorrí el sector más complicado de la ruta, realizando algún sendero, alguna trialera fácil y también algunos unos tramos de "bicitreking". El punto más lioso y delicado podría deciros que va desde el kilómetro 44 hasta el 51 aproximadamente.
Por cierto si observáis detenidamente el track podréis comprobar que en este tramo del recorrido me despiste y que divague entre empinados escalones de piedra teniendo que pisar una propiedad privada sin remedio, para poder evitar un tramo muy complicado.
Para simplificar si realizáis esta ruta, indicaros que pasado el árbol que esta incrustado en la roca (aquí bicitreking obligatorio) en pleno sendero GR, deberéis tomar un sendero a continuación en subida a la izquierda que inmediatamente os dejará en una pista asfaltada, no seguir de nuevo mi track hasta que hayáis llegado a la mencionada pista.
Finalizar esta crónica comentando que recorrí un tramo (que recientemente ha sido asfaltado) que me dejó en la zona de Cap de Santas Creus, para más tarde y a partir de ahí recorrer un poco más de sendas y caminos pegados al mar hasta llegar a L'Ametlla.
Por cierto la altimetría final es contradictoria, está ruta está registrada en 4 aplicaciones diferentes y ninguna coincide. Personalmente me quedaría con unos 450 o 500 metros de ascensión positiva que no está nada mal para un recorrido que a priori parece muy llano.

sábado, 19 de mayo de 2018

Opinión NEUMÁTICO BTWIN WET 26x2,1 (Bueno, bonito y barato)





Detalle del neumático recién montado.


Aquí lo tenemos después de unos meses y unos 1.010 Kms. realizados.


Hoy me gustaría compartir con vosotros mi experiencia con unos neumáticos que podríamos considerar de gama baja por su precio de adquisición y características, pero que a mi parecer a pesar de su bajo coste económico ofrecen un resultado realmente optimo.
Antes de montarlos en mi bici, había estado utilizando con satisfacción un par de unidades Kenda Navegal 2,10 que a mi parecer y sobre todo en la rueda delantera ofrecen un agarre excelente en todo tipo de terrenos.
Pero como siempre buscando compaginar al máximo durabilidad, funcionalidad y precio ajustado, decidí comprar (2 unidades) de este neumático que distribuye Dechatlon.
Los monte en ambas ruedas el día 2 de Febrero no muy convencido de mi elección, porque como habréis visto en las imágenes en los flancos del neumático, en su impresión en color blanco podemos leer claramente la palabra “Wet”.
Los que dominéis minimamente la lenua inglesa sabréis que “Wet” significa mojado o húmedo en castellano.
Yo estaba buscando un neumático para montar con cámara de por lo menos de 2,10 de anchura pero que me permitiera recorrer con mínimas garantías los diferentes tipos de terreno por los que habitualmente pedaleo, pistas con gravilla, pistas asfaltadas y sobre todo senderos y caminos con muchas piedra de todos los tamaños y formas.
Preguntando al encargado de la sección bicicletas en la tienda por la polivalencia de estos neumáticos me comento que aunque estaban formulados para terrenos húmedos se podían utilizar con tranquilidad por todo tipo de firmes.
Con cierta escepticismo por mi parte y motivado sobre todo por su muy ajustado precio (9'99 euros por unidad) decidí adquirirlos.
En la actualidad y después de haberlos montado en mi Rockraider durante 4 meses ininterrumpidamente puedo ofreceros una ajustada opinión por mi parte.
La primera característica visual es estos neumáticos es que se parecen a unos tipo moto de moto cross adaptados a una bicicleta. Altos y espaciados la verdad es que impresionan.
Todos sabemos que con neumático con tacos agresivos y altos estamos lastrando el pedaleo, sin embargo si nos dedicamos a bajar por trialeras imposibles tipo enduro (no es mi caso) o recorrer caminos embarrados muy húmedos esto no debería importarnos tanto.
Pues bien, después de recorrer un poco más de 1.000 kms. Y ya con signos evidentes de un importante desgaste sobre todo en la rueda trasera, puedo afirmar que es un producto muy adecuado a cliclistas que como yo buscan en primer lugar un buen precio y cierta resistencia a los pinchazos.
En estos meses NO he pinchado ni una sola vez, en ninguna de las dos ruedas, ninguna, cero patatero !!!
He circulado por todo tipo de terrenos, el típico fuera sendero con vegetación punzante, he pasado incluso por encima de vidrios y ladrillos rotos, piedras afiladas y sueltas, carreteras asfaltadas, en definitiva este neumático cual tanque “Panzer” lo soporta todo sin inmutarse sin pinchar.
Así que si me lo permitís paso sin mas a enumerar a mi parecer los pros y los contras de este artículo.

PROS:
  • Fantástica resistencia a los pinchazos y desgarros laterales.
  • Buen agarre en terrenos húmedos.
  • Aspecto muy racing.
  • Precio de adquisición muy ajustado.
  • Fácil montaje.

CONTRAS:
  • Peso muy elevado (según la ficha 925 gramos cada unidad).
  • Lastra el pedaleo (aunque no excesivamente a mi parecer).
  • En gravilla y arena fina con el firme duro te puede dar algún susto en forma de derrapada inesperada, aunque controlable.
  • ¿Desgaste acelerado por su compuesto para terrenos blandos? (yo peso 81 kgs. Me han durado algo más de unos 1.100 Kms. aproximadamente)


CONCLUSIÓN: 
Si no os importa que vuestra bici pese unos cuantos gramos más, si sois unos “bikers” que otorgáis al tema económico su importancia.
Si no os importa lucir el logo Btwin en vuestra pura sangre, este neumático puede ser una opción totalmente viable, sobre todo en épocas invernales o si residís en una zona con poca piedra suelta y más terreno blando.
Para finalizar y esta es un apreciación personal, si la marca fuera capaz de hacer un reumático muy parecido pero con un taco central no tan alto y un poco mas ancho, con la misma resistencia al pinchazo y desgarro y pesará unos 250 gr menos, aun precio de 14 euros (por sugerir una cantidad) sería todo un puntazo, ahí queda la sugerencia.

NOTA: Para aclara posibles susceptibilidades, puntualizar que no cuento con ningún privilegio especial ni descuento, (ya me gustaría) con ninguna de las firmas que fabrican o comercializan los accesorios o productos para ciclismo que voy a examinar y comentar a partir de ahora, los cuales son adquiridos por mi por los cauces comerciales habituales  y por tanto los valoro sin ningún interés especial, fuera de que sean de utilidad para otros usuarios de parecidas características a las mías.

domingo, 6 de mayo de 2018

Les Tres Cales-Barranc de La Murtrera - Mas de Frides - Sendera Frauques - Les Tres Cales














Después de un mes convulso hablando de mi salud personal, este domingo me he propuesto realizar una ruta “de las de antes” o sea a mi ritmo, estando atento al pulsometro, deteniéndome a hacer muchas fotos y disfrutando sin prisas de esta naturaleza que mi privilegiado entorno me regala.
Así que me he decidido por una ruta clásica de la zona que ya he realizado en muchas ocasiones aunque en esta ocasión he decidido hacerla en sentido contrario, o sea subir por el Barranc de Senén y de La Murtrera y descender en primera estancia por Frides y más tarde por el sendero de Frauques.
Curiosamente me ha parecido más duro el recorrido realizándolo de esta forma, de hecho y aunque no lo parezca la ascensión es menor a pesar de que la subida a La Murtrera para mi tiene su dificultad y dureza.
Pero vamos a la descripción del recorrido que es lo que importa, nada más salir de Les Tres Cales el sol luce con timidez y hace una buena temperatura.
Subo con mucha calma por la pista que me lleva hasta el Coto Ponç para a continuación tomar la ancha pista del Torrent del Pi, que en algún recodo todavía conserva agua acumulada de las abundantes lluvias de estas semanas pasadas.
A partir de ahí pedaleo por el Barranc de Senén hasta girar a mi izquierda para comenzar el duro ascenso por el Barranc de La Murtrera.
En esta ocasión he podido subir montado en la bici un poco más que en otra ocasión anterior en la que ya desmonte a la altura del abandonado Mas del Gribo. Un poco más adelante y con mis pulsaciones a 180 p.p.m.  no he tenido más remedio que desmontar.
Esta pista aunque es relativamente ancha, cuenta con mucha piedra suelta y en algunos tramos el desnivel es importante, además mi neumático trasero esta pidiendo un cambio urgente, así que me he conformado y he empujado como un cabrito.
Llegado a lo alto de esta pista, recorro durante unos breves minutos la carretera de Gavadà para descender por el negro asfalto no sin cierta precaución.
Hasta ese momento (la ascensión a La Murtrera) estaba sudando a lo bestia a causa del esfuerzo, pero en este tramo de bajada se ha nublado el cielo, mi cuerpo se ha enfriado (solo llevaba puesto el maillot de manga corta) y lo he pasado un mal.
Afortunadamente he virado dirección al Más de Frides y de nuevo ascendiendo, esta vez de manera más suave he vuelto a entrar en calor.
Unas cuantas fotos más, una barrita energética y sigo mi marcha hasta que sobrepaso el Mas de Frides, por cierto ahora está en explotación con un grupo de tranquilas vacas que pastan y nos dejan sus “regalos” a lo largo del camino en esta zona.
A continuación casi todo ha sido puro descenso, así que hasta que llego a Frauques me desmadro y le doy con ganas a los pedales.
Ya en el técnico y bonito sendero, como siempre he hecho lo que he podido, me he bajado muy poco de la bici, mucho menos que en otras ocasiones, lo cual me agrada porque es cierto que últimamente estoy tomando demasiadas precauciones en las trialeras y esto no es bueno porque la precaución se torna en miedo y ese miedo se retroalimenta hasta que te vence totalmente.
Y a partir de aquí poco más que comentar si no es porque en la senda de Platé he estado a punto del desastre. La cuestión es que el tramo final estaba mojado y yo sin apercibirlo me he tirado cuesta abajo sin miramientos, el resultado es que he acabado cruzado en el tramo final de la trialera, cosas que pasan !!!
En definitiva una ruta típica sin demasiado asfalto y no muy larga en l'Ametlla de Mar, los que ya la hagáis realizado en alguna ocasión poco os puedo decir, pero para los que os dejéis caer por aquí en alguna ocasión, os la recomiendo sin reservas, estoy seguro que os gustará.
Por cierto y como curiosidad no me he cruzado con ningún “biker” en toda la mañana, supongo que estarían felicitando a sus madres pues este domingo precisamente se celebra tan bonito y entrañable día.

martes, 1 de mayo de 2018

Opinión GARMIN EDGE 200 GPS Versión china Aliexpress. (Bueno, bonito y barato)


Inauguro después de bastante tiempo sin subir alguna ruta interesante, una nueva sección que voy a llamar BBB MTB (Bueno, bonito y barato para bici de montaña).
En ella intentare trasmitir mis humildes opiniones de aquellos elementos necesarios para mi (o no) que he utilizo en mis rutas en bicicleta. Una de las premisas que me he propuesto (mas que nada por necesidad) es que sean productos asequibles para economías de supervivencia como es la mía actualmente.
Tal vez para otros que dispongan de más poder adquisitivo o a aquellos que puedan permitirse lo último en tecnología biker, esta sección no les servirá de mucho.
Así que vamos a ello, cuando comencé hace mas o menos unos cuatro años mi andadura en bici de montaña, mis primeras rutas las realizaba por la sierra de Alicante. Hacia pocos meses que residía en la zona y no conocía sus pistas ni caminos ni tampoco los divertidos senderos de la zona.
Así que en primera instancia me conforme con instalar una aplicación en mi móvil (Oruxmaps) y sin soporte alguno (pues lo llevaba en uno de los bolsillos traseros de mi maillot) iba consultando a medida que encontraba una birfurcación la dirección correcta a tomar.
Este sistema era incomodo y lento, además si se ponía a llover podía tener un problema serio si se mojaba el móvil.
Por lo tanto me propuse adquirir un GPS especifico de segunda mano, la premisa es que fuera económico pero también funcional.
Después de mirar y remirar por diferentes páginas web de ventas de segunda mano, di con un dispositivo que si bien no era el ultra conocido  Garmin, si que  había oído hablar bien de el en mis tiempos de endurero en moto, concretamente me refiero a Magellan.
Esta marca en determinados épocas fue a la par tecnológicamente con la anteriormente comentada marca líder indiscutible en la actualidad.
Sobre todo me decidí por el precio de adquisición (unos muy ajustados 30 euros) evidentemente por ese precio y sin poder ver y probar el aparato de marras presencialmente, me podía encontrar con una desagradable sorpresa.
Afortunadamente tuve suerte y el GPS estaba como nuevo y funcionaba como el primer día. Solamente tuve que adquirir un soporte especifico para el manillar y un cable especial para conectar el Magellan Tritón 500 a mi ordenador.
Ya tenía un fiel guía que me permitía trazar rutas y seguirlas con comodidad y precisión, el dispositivo cuenta con casi las mismas funciones que un Garmin, mapas topográficos, pantalla a todo color, tarjeta SD para guardar mapas y material multimedia, barómetro y brújula electrónica para mas precisión, etc; etc.
Después de más de tres años sin fallos utilizándolo con plena satisfacción, exceptuando el soporte para manillar que es un verdadero churro, pues se rompió al poco tiempo y que hizo que me fabricara uno casero con los restos del soporte y alguna que otra brida plástica, el Magellan ha cumplido a la perfección.
Para restituir el mencionado soporte roto, me negaba  a pagar de nuevo la cantidad inicial que fue de 20 euros (más gastos de envío)  y que en la actualidad y al ser un dispositivo desactualizado, los soportes específicos para este modelo están todavía mucho más caros, no hace mucho los he llegado a ver a unos 55 euros.
Apunto que cuando me mudé a la zona en la que resido actualmente, he seguido utilizando el Magellan con el soporte por mi tuneado sin problemas disfrutando plenamente de sus funcionalidades.
Pero por diferentes causas que ahora no vienen al caso, últimamente estoy "entrenando" muy cerca de casa, disponiendo entre semana de menos tiempo y debiendo adecuar mis salidas a una duración determinada.
A fuerza de recorrer los mismos caminos, he aprendido unas rutas base que he memorizado con bastante exactitud.
Utilizando aplicaciones como Strava para conocer mis logros ya no utilizo el Magellan como guía, si no como un simple registrador de datos con el consiguiente gasto de pilas alcalinas (las de super)   cada 2 o 3 salidas que son lo que vienen a durar, además de la correspondiente brida plástica.
Así que movido por la curiosidad descubrí hace pocas semanas el "aparato" del que por fin voy a hablar en este largo post, un ciclocomputador Garmin Edge 200 con navegación por satélite y que he adquirido hace unas pocos semanas a un precio realmente atractivo.


En cuestión y después de muchas indagaciones, puedo constatar que el Edge 200 además de las funciones básicas que necesito en principio que son básicamente, seguimiento de mis entrenos, velocidad en marcha y velocidad media, también cuenta con otras interesantes características que son por ejemplo, facilidad de utilización, medición de altimetría positiva ganada, y que no necesita una instalación especifica, con imanes en la rueda etc.
Simplemente se instala es unos soportes a tu elección (tres) incluidos en el "pack" que permiten por ejemplo utilizarlo sin desmontar nada en diferentes bicicletas.
Se alimenta con una batería que asegura el fabricante dura unas 14 horas y que es capaz de registrar 130 horas de datos de recorrido.
Después de probarlo durante una semana y poco, puedo afirmar que creo que he realizado una buena adquisición, durante las primeras salidas lo he utilizado como una simple ciclocomputadora adquiriendo distancias y datos de la salida sin más. 


Esta mañana le he dado otro interesante y definitivo uso, seguir una ruta trazada por mi. En este caso me he "dibujado" expresamente una enrevesada ruta por lo alrededores de Sant Jordi de Alfama con superposiciones del track (pues se cruzaba en varias ocasiones) siguiendo una flecha y una linea negra, osea  a la vieja usanza. 
Aclaro que el dispositivo no cuenta con mapa alguno, así que si no sabes por donde te mueves no contarás con ninguna otra indicación extra.
En alguna ocasión que he errado el sentido del camino a seguir, el Garmin me ha indicado con un sonoro pitido mostrándome en el "display" de la pantalla que me había equivocado, indicándome por donde debía volver sobre mis huellas para retornar al "track" correcto.
Para finalizar me gustaría enumerare los pros y los contras a mi parecer de este dispositivo que es en la versión china, la cual se puede adquirir a un excelente precio en la web Aliexpress, unos 46 euros con gastos de envío.

PROS: 
Fácil instalación y configuración inicial.
Simplicidad de uso.
Diferentes soportes incluidos en el pack.
Tamaño y peso reducidos.
Buena autonomía y capacidad de almacenamiento de rutas.
Rápida adquisición de los satélites, (casi instantánea) gracias al sistema Hotfix.
Conectividad total con las diferentes aplicaciones de Garmin y otros servicios gratuitos como por ejemplo Strava.
Seguimiento de rutas básico pero efectivo.
Precio rompedor.
Tutoriales de funcionamiento y unboxings en Youtube.

CONTRAS:
En esta versión china vienen preinstalados dos únicos idiomas, chino e inglés, así que no os equivoquéis trasteando en la instalación, si domináis el mandarín no hay problema, si tenéis un amigo chino tampoco, pero si no es así tendréis que acabar en algún "tutorial rescate" en Youtube.
La precisión de los datos de altimetría positiva ganada son bastante inexactos.
En algunas zona muy arbolada o profunda se pierde la señal de los satélites.
Si tenéis problemas con vuestra vista como yo que no veo un carajo de cerca, en alguna ocasión os costará ver algún dígito en marcha.
No cuenta con un sensor de la temperatura ambiente.
Sus gráficos y tipografía aunque muy claros, son un poco de maquina "comecocos" de los 70.
No cuenta con conexión ANT+ para conectar un pulsómetro.

CONCLUSIÓN:
En mi opinión un dispositivo funcional y de muy sencilla utilización, adecuado a las funciones que yo necesito y que por su precio actual es un verdadero chollo. Si te apañas con el inglés no tendrás problemas para utilizarlo.
Si necesitáis mapas o más funcionalidades extra, hay muchos dispositivos mas completos y caros en el mercado.

NOTA: Para aclara posibles susceptibilidades, puntualizar que no cuento con ningún privilegio especial ni descuento, (ya me gustaría) con ninguna de las firmas que fabrican o comercializan los accesorios o productos para ciclismo que voy a examinar y comentar a partir de ahora, los cuales son adquiridos por mi por los cauces comerciales habituales  y por tanto los valoro sin ningún interés especial, fuera de que sean de utilidad para otros usuarios de parecidas características a las mías.

jueves, 15 de marzo de 2018

Tortosa - Xerta - Tortosa por la Vía Verd










La vía verde del Baix Ebre es una antigua linea ferroviaria reconvertida en una vía sin circulación de vehículos a motor, coincide en casi todo su recorrido con el antiguo camino de Sant Jaume de l'Ebre, ruta clásica de peregrinaje de las tierras del Ebro hacia Logroño y enlace con el camino de Santiago.
Yo he realizado una ínfima parte de esta ruta iniciando la marcha desde Tortosa hasta llegar a Xerta, o mejor dicho a unos kilómetros más lejos de esta población.
Como seguro sabréis el tipo de firme de esta Via Verda es asfalto, (que lastima que no sea tierra) el desnivel es inapreciable muy suave hasta donde yo llegue, así que es una ruta muy aconsejable para cicloturistas, familias con niños y ciclistas que no quieran complicarse la vida y disfrutar de la incuestionable belleza de su entorno.
Los túneles largos que yo he cruzado tenían el sistema de iluminado en perfectas condiciones, en los cortos no es necesario ninguna iluminación.
Aunque se de buena tinta si hacemos la ruta completa nos encontramos con algunos que no están iluminados.
También podréis hacer un alto en las antiguas estaciones reconvertidas en bares o en los pueblos que encontraréis a lo largo de la ruta. 

lunes, 26 de febrero de 2018

L'Ampolla - Camí del Sirga - Illa de Buda - Platja de l'Alfacada - L'Ampolla
















Pedalear por el Delta del Ebro aunque sea por lugares que ya has recorrido en alguna que otra ocasión es en si un nuevo descubrimiento, cada estación climática nos muestra un paisaje diferente con unos colores y matices que varían sustancialmente a lo largo del año.
En esta nueva ruta que a continuación comento he intentado no pisar demasiado asfalto, esa a sido mi principal premisa al diseñarla, aunque eso me haya obligado en una ocasión en adentrarme en un camino que en teoría esta cerrado al público.
El “leitmotiv” de esta salida era descubrir el Camí del Sirga, una antigua vía de comunicación en desuso que hoy se ha convertido en una ruta ideal para ciclo turistas y senderistas. Si bien la la he realizado en invierno, estoy seguro que en primavera o en la época que los arrozales estén más verdes el paisaje ya de por si espectacular ganará en belleza.
Desde que inicio la ruta en la bella población de L'Ampolla el frío ha sido una constante, así que he ido bien abrigado hasta finalizar el recorrido. He realizado las típicas paradas para hacer algunas fotos y poco más, pues con un bidón de liquido isotónico y un par de barritas de cereales he aguantado las 4 horas y poco de ruta.
Durante los primeros 8 kilómetros he pedaleado por el ya por mi conocido camino de la zona del Port del Fangar que he recorrido en unas cuantas ocasiones. A partir de ahí me adentrado por las pistas que llevan por los extensos arrozales hacia Deltebre.
Una vez llegado a la mencionada población he cruzado el puente nuevo del Ebro conocido popularmente por “Lo passador” (el único desnivel de la jornada) y me he situado al otro margen del rio o sea en Sant Jaume d'Enveja.
A partir de este momento predomina la vegetación de ribera, con medio camino asfaltado y la otra mitad de tierra, yo opto por pisar esta ultima todo el tiempo que me es posible.
En el kilómetro 24 aproximadamente desde que inicie la marcha en L'Ampolla, el camino del Sirga se estrecha y entre la vallas de madera que lo delimita pedaleo a un ritmo constante entre una frondosa vegetación.
Llegados al final del camino propiamente como tal, hay una pequeña zona de información con unos bancos y un rotulo que nos anuncia que hemos llegado al margen opuesto de la Isla de Buda.
Esta isla de origen aluvial (la más extensa de Catalunya) se formo a partir de los sedimentos que sigue dejando el río Ebro justo antes de su desembocadura.
Anotar que el acceso a este lugar esta limitado en aras de la conservación de este paraje de especial interés natural, en el anidan multitud especies de aves, además de destacar por ser uno de los humedales mejor conservados del Europa.
Unas fotos en la Platja de l'Alfacada y en el mirador del mismo nombre, para a continuación emprender el regreso por el mismo camino que he recorrido a la ida.
La vuelta al lugar de salida se convierte en una tarea un poco más dura, mi espalda y mi trasero ya comienzan a notar la distancia recorrida, además el viento que me había respetado hasta esos instantes cuando encaro los caminos en sentido norte se hace sentir con cierta intensidad.
En definitiva una recorrido totalmente recomendable y que creo que será la base para una ruta más extensa que tengo preparada para este verano.
Sólo me resta comentar que me ha sorprendido la cantidad de plásticos y residuos que he visto a lo largo del recorrido, considerando que es un espacio natural de especial interés y de delicada sostenibilidad, para mi es un hecho verdaderamente preocupante.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Tracks & Christmas

Enrico y Mico posando en Riudecanyes.

Al lado de Enrico parezco un pigmeo.

 
Mico un biker completo.

Pero que cara de resfriado hago.

Ascendiendo poco a poco.

Enrico y Mico siempre en cabeza.

Vistas de Dosaigües.

Un Tió en L'Argentera.

Olivio y Mico, a lo lejos el castell de Escornalbou.

José Guillermo en el Golero.

 
Canales y arroz.

El típico selfie no podía faltar.

 
Antes de comenzar la ruta.

Navidad es época de fraternidad, de buenos deseos y también si me lo permitís de agradable compañía, así que para purgar mi fama de “lobo solitario” me propuse disfrutar de un par de recorridos diferentes con los amigos Enrico y José Guillermo dos de rutas no demasiado largas ni cansadas, porque los excesos de turrón y dulces me lastran considerablemente durante estas fechas.
El primer día me traslade hasta Cambrils feudo de Enrico y Mico (compañero habitual de fechorías de Enrico) los cuales ejercieron de expertos guías en una entretenida y bonita ruta desde la citada población hasta L'Argentera y regresando posteriormente hasta la popular población de la Costa Dorada.
Mucho frío y humedad durante la mañana, pero la verdad es que acompañado las inclemencias del tiempo se llevan mejor.
Unos 37 kms. con 469 de ascensión positiva, que para estas fecha no están mal, por lo menos para mi.
La segunda jornada la disfrute en compañía de José Guillermo un venezolano que llevaba un montón de años sin montar en bicicleta. El recorrido elegido por mi esta vez, era una pequeña ruta por El Delta del Ebre que iniciamos desde la población de El Perelló.
En principio no queríamos cansarnos demasiado pues nos esperaba la familia para la comilona de Sant Esteve, tampoco yo no creía conveniente meterle en el cuerpo a un en teoría “novato” una ruta demasiado dura.
Así que teníamos pensado realizar una distancia prudente que al final no lo fue tanto pues nos metimos unos 32 Kms. con un ascenso positivo (¿se dice así?) de 214 metros, que para la teórica y homogénea planitud de este recorrido no fue una cifra despreciable.
Certifico que a José Guillermo que no se le ha olvidado el pedalear con consistencia, pues creo que llego más fresco que yo a nuestro destino final y admito que me sentí muy a satisfecho viendo como disfrutaba de la sensación de libertad que nos regala el poder montar en nuestras bicicletas.