miércoles, 26 de julio de 2017

Yo y el virus Strava


Hace unos meses mi tranquilidad bicicletera se vio truncada por el descubrimiento, bueno más bien el  redescubrimiento (porque ya la conocía superficialmente) de la aplicación Strava.
Confieso que en un primer momento me la instale para conocer nuevas rutas, dado que así y de forma mas rápida podía seguir las que otros "bikers" de mi zona realizaban casi a diario.
Hasta aquí perfecto, pero teniéndola instalada era inevitable descubrir una función que no conocía, los que la utilizáis con asiduidad ya debéis saber que me refiero, los populares segmentos.
A partir de este descubrimiento los parámetros que tenia establecidos en mis salidas - entreno se transformaron. 
Aclaro que el noventa por ciento de mis rutas las acometo a solas y siempre he pensado que es difícil que mi nivel físico y técnico progrese de manera significativa debido a que  no me acompaña habitualmente nadie que me obligue a mantener un ritmo más elevado al mio habitual, o que me muestre diferentes opciones para subir y bajar por lugares en los que desmonto por precaución cuando pedaleo a solas.
Así y sin darme cuenta utilizando la aplicación iba dándome cuenta de mis enormes limitaciones, casi siempre apareciendo al final de la listas en los diferentes segmentos que recorro, sobre todo al principio de haber instalado esta aplicación.
A fuerza de repetir y perseverar a las pocas semanas ya iba mejorando mis resultados y en mis salidas los PR se iban acumulando despacio, pero sin pausa.
De repente mi nula explosividad que era mi constante cuando montaba en la bici, iba evolucionando en lenta pero en constante metamorfosis positiva dándome alguna puntual alegría, ya era capaz en algunos segmentos aislados de obtener un tiempo respetable y no estar a la cola del mismo.
A la vez me daba cuenta que soy capaz de aguantar el sobre esfuerzo que se requiere cuando llevas unos 30 kilómetros recorridos para obtener un tiempo respetable en determinado tramo, estaba sin darme cuenta variando la intensidad de mi entreno, algo muy interesante.
Y esta es para mi al margen de piques sanos entre ciclistas el gran logro de Strava, tener en nuestras salidas una herramienta eficaz e inmediata para monitorizar tus progresos en tramos que se te resisten o en los que eres una hacha, en definitiva mejorar sin apenas darte cuenta como biker.
Así que de momento y muy a mi pesar no me pienso vacunar, dejaré que el virus Strava recorra mis venas hasta que mi cuerpo serrano aguante.

domingo, 23 de julio de 2017

Les Tres Cales - Genessies - Vandellós - Les Tres Cales.

Vistas pasado el Mas de Senén.

Reunión en medio del camino.

Miloca al Barranc Fondo.

Al fondo la Moleta de Genessies.

Roca Foradada de Vandellós.

Cruce de caminos.

Antenas de Genessies.


Por diferentes causas hace bastante tiempo que no documento ninguna salida de las que habitualmente suelo realizar, no es que haya dejado de salir en bici ya que de hecho estoy saliendo con bastante asiduidad.
Lo que ocurre es que estoy intentando mejorar algunos aspectos de mis condiciones como biker entrenando con más intensidad, subidas, sprints, trialeras, etc.
Así que me he dedicado sobre todo a repetir salidas o tramos que ya están publicados en este blog en aras de esa labor.
Pero hoy he vuelto a las andadas con este recorrido, que la verdad me ha pillado un poco dormido pues se me ha atravesado bastante la subida desde Vandellós a las antenas de Genessies. 
Tengo que advertiros que en esta ruta aunque hay bastantes tramos de pura tierra y piedras, también encontrareis bastantes tramos de pista asfaltada y un pequeño tramo de senda con trialera incluida, que he señalado en el mapa adjunto del recorrido.
Algunos de los puntos más reseñables para mi son la larga subida desde el Mas del Guerxo hasta las antenas antes mencionadas.
Mas tarde un sendero previsto al planificar el recorrido en el ordenador, ha sido mucho mas reducido de lo esperado porque bajando a Vandellós he tenido que variar la ruta inicial (he editado el track corrigiendo esta y algunas otras equivocaciones que he cometido, dado que recientemente me quede sin soporte para el GPS y lo llevo en el bolsillo trasero) pues me he encontrado el camino que debía tomar cerrado con una cadena y una gran señal de prohibición del paso, no me la he querido jugar y tener algún problema dado mi desconocimiento de la zona.
Importante reseñar la agradecida fuente que he encontrado en una de las calles de Vandellós, pues en este recorrido que yo sepa no encontrareis ninguna más a lo largo de la ruta.
A la vuelta he tomado otra pista asfaltada que en moderada pero continua subida me ha llevado de vuelta a las antenas realizando, regresando a Les Tres Cales por el mismo recorrido que hice en sentido contrario pero ahora en bajada.
Más tarde aproximadamente en el Estret de Cadernoles se ha desatado una fuerte tormenta de lluvia que me ha “acompañado” hasta la puerta de casa.
En definitiva recorrido de innegable belleza y a pesar de las pocas sendas que encontrareis me atrevo sin reservas a recomendarlo.
Hoy no he andado nada fino cansándome más de lo previsto, he parado en muchas ocasiones para hacer fotos y consultar el GPS y poder desandar las antes comentadas equivocaciones, pero como siempre digo o te quedas en casa o pillas la bici de montaña, yo sin dudar he optado por la segunda opción !!