domingo, 11 de enero de 2015

En busca del legendario Dip. Miami Platja - Serra de Llaveria - Pratdip - Miami Platja.


El Dip y al fondo a lo lejos, Pratdip.










El Dip es un ser mitológico catalán. Una especie de perro malvado y peludo, un emisario del demonio. Cuenta la leyenda que los Dips chupaban la sangre del ganado, sólo salían de noche y entre sus víctimas se contaban los borrachos noctámbulos que iban a las tabernas del pueblo. 
No hay pruebas fehacientes, ni testigos documentados. Se cree que esta leyenda sólo pretendía asustar a los alcohólicos del pueblo y evitar así que se dedicaran a vagar de noche. 
Según la tradición, el nombre del pueblo tiene su origen precisamente en estos animales (Pratdip o sea Prado de dips), los cuales parece ser que desaparecieron durante el siglo XIX.
Volviendo a lo estrictamente terrenal os puedo decir que ayer me acosté con un instinto depredador bastante anormal, esta mañana al despertarme, eso si y por si acaso sin  haber bebido anoche ni una gota de alcohol, esta extraña sensación seguía presente en mi cuerpo.
Así y ya a lomos de mi madurita ZEUS he comenzado la búsqueda del Dip saliendo de Miami Platja y dirigiéndome por un entramado de pistas cercanas dirección al hábitat natural de este mitológico ser.
Estas pistas aunque son anchas tienen su punto de diversión pues no son completamente planas, están llenas de continuos sube y baja y sobre todo muchas piedras y losas, vaya que no puedes despistarte un segundo.
Ya estoy cerca de la urbanización Bonmont Terres Noves y tomo una pista que me llevara a los aledaños de la T-310 que cruzo con precaución, ya estoy recorriendo el sendero que sube paralelo al Barranc de la Costa, hay que hilar fino porque aunque este sendero no cuenta con unas subidas demasiado fuertes tengo que salvar algunos pequeños escalones y losas que existen en su recorrido.
Ahora viene el primer hueso de la jornada, una pista asfaltada que cuenta en algunos de sus tramos con una importante subida, que me llevara lentamente a lo alto del Coll de Llena.
Ya estoy en la Serra de Llaveria y cada vez mi excitación aumenta, ya puedo sentir en mis poros la emoción del momento, en breve llegare al territorio del temido Dip.
Pero antes tendré que bregar con el segundo hueso del día, la ascensión a la zona de la Ventosa (un nombre muy apropiado) donde tengo ración doble, por un lado a la notable subida que tengo que afrontar le añadimos el viento que azota sin descanso, con precaución voy ascendiendo pues en más de una ocasión el poderoso Dios Eolo casi me tira de la bici.
Pero todo esfuerzo tiene su recompensa y la mía llega en forma de bonitas vistas, corono la Serra Carabassa  y ya puedo admirar en la lejanía el pintoresco pueblo de Pratdip.
Agudizo mis sentidos porque ya estoy en el territorio de la misteriosa bestia, a continuación desciendo a buen ritmo por una bonita pista que me lleva a las puertas de la mencionada población.
Con mucha precaución pues no quiero ser sorprendido por el Dip, paro en la agradecida fuente del pueblo, repongo líquidos y me como una barrita de cereales.
Ya es hora de volver y creo que no voy a ver al Dip, pero no importa, todavía queda por delante un bonito e interesante recorrido.
Mi intención es tomar un el sendero de gran recorrido a las afueras de Pratdip, concretamente el GR-192 que me llevara de regreso de nuevo a lo alto del Coll de Llena.
De entrada cuando intento afrontarlo una cadena y un letrero "oficial" me advierten que no puedo pasar por ese lugar, me lo pienso durante un minuto, ¡pero bueno! ¿voy a obviar este tramo y quedarme con las ganas? De eso nada, salto la cadena y me lanzo a la aventura, me siento un furtivo de los pedales.
A los pocos minutos y después de otra buena subida llego a una gran verja que me cierra el camino, compungido doy media vuelta y tomo la carretera que tan poco me gusta.
Ya en casa y con un mapa delante he podido comprobar una opción para recorrerlo por otro lugar diferente, pero esos ya son deberes para una próxima ocasión.
A los pocos kilómetros ya estoy de nuevo en la primera pista asfaltado que subí  en dura ascensión en la ida a un ritmo muy tranquilo, ahora tomo cumplida venganza y disfruto aunque con cierta precaución de un rápido descenso.
Tomo otra bonita y divertida pista con peraltes incluidos en el Barranc de La Palma Negra (que gozada) y a continuación cruzo ya de regreso la T-310.
Poco más que reseñar, pedaleo por las zonas de Corrales del Panxon, Masos d'en Blader y ya estoy de vuelta al punto inicial de esta ruta, Miami Platja.
En definitiva, una bonita ruta la de hoy, para mi justa condición física un tanto exigente pero la verdad es que ha valido la pena, además casi no me he cruzado con nadie y eso hace que haya aumentado esa sensación de aventura que tanto me gusta.
En caso de que alguien quiera seguir este "track", advertir que en el mismo Pratdip (entre los kilómetros 24 y 25) y mas adelante en el mencionado GR-192 (entre los kilómetros 25 y 27) hay dos tramos sin completar que no llevan a ninguna parte, se ven claramente y no los he editado porque son kilómetros que he recorrido, pero recordar que es mucho mejor no hacerlos.
Ah por cierto, del misterioso Dip ni rastro, creo que tendré que volver en otra ocasión. Así que nada más por hoy compañeros, saludos cordiales y hasta la próxima.

También puedes descargar el track en Wikiloc

2 comentarios:

Leaders Mobles Juvenils dijo...

Bon dia company, me alegro mucho que hayas podido completar tal fascinante ruta, y un gran mérito haber cruzado los lares de DIP sin haber tenido un encuentro cara a cara. La verdad es que según la leyenda, acojonaba bastante. Ahora estás bendecido y fortalecido por las aguas de Pratdip y más cerca de tu sueño, Monegros te espera..!!

Pep Llanero Solitario MTB dijo...

Bon día Josep María, tienes toda la razón he disfrutado de una gran mañana de bici y he tenido mucha suerte, pues del Dip ni rastro.
Eso sí alguna águila puede ver surcando majestuosa los cielos, todo un espectáculo.
Tienes toda la razón acerca de los Monegros, bueno no...yo diría que te espera a ti también con tu bonita y nueva compañera de fechorías!!!!
Una abraçada company!!