lunes, 10 de noviembre de 2014

Un sueño lejano, ¿o no?



El próximo mes de diciembre va a hacer un año de mi primera salida en bici después de muchos años sin hacerlo, volví por aquel entonces con muchas ganas de practicar deporte y disfrutar en el monte con mi MTB.
En este periodo he ido comprobando que tipo de rutas me gustan más, las que se me atragantan o las que se adaptan a mis cualidades (pocas) mucho más rodadoras que endureras, tal vez la explicación para esta orientación sea que he salido mucho en solitario extremando a veces en exceso mis precauciones, aun así algún susto he tenido, por ejemplo una larga volada de varios metros aterrizando sobre mi pecho en el divertido y exigente paraje del Sabinar.
También después de un cierto tiempo poniéndome a tono a solas, he comenzado a salir con otros compañeros y la verdad es que salir en compañía de vez en cuando se disfruta y se agradece.
Pero por naturaleza soy inquieto y aventurero, me gusta afrontar nuevos retos periódicamente y desde hace un tiempo hay uno que se me ha cruzado en mis desordenados caminos neuronales.
Y ese reto es la Maratón Orbea Monegros MTB, así que ya desde hoy mismo yo y mi vieja Zeus vamos a ponernos las pilas para afrontar con toda la dignidad que podamos esta nueva aventura, que por cierto me apasiona.
De momento no hay mas, bueno si, se avecina un inminente cambio de territorio "biker", nuevas sendas, nuevos paisajes, nuevos territorios, nuevos compañeros de ruta ........

2 comentarios:

picodelalmenara dijo...

Pues ánimo amigo y si quieres, para celebrar este año y tus éxitos venideros, el próximo verano quedas emplazado a una ruta por tus tierras y el que suscribe paga la cerveza con limón granizado y morro en el Polvorilla.

Pep Noquiero dijo...

Hola Alex, gracias por tus palabras, si llego a vivir nada mas la mitad de las experiencias y rutas que tu ya has realizado me daré por satisfecho. La cuestión es que a finales de Diciembre me mudo al sur de la provincia de Tarragona, como puse en el post, nuevas sendas, paisajes.....
Lo tenemos difícil para tomarnos esa cervecita que tenemos pendiente, pero oye quien sabe si en Tarragona la "birra" caerá, porque te aseguro que hay unas rutas por la zona apasionantes, de aquellas que te gustan a ti, desde las alturas viendo el mar a lo lejos... Un abrazo!!!